Skip to contents
Citywide

Mueren 55 personas más en Illinois por COVID, elevando el registro de muertes a 20,460

Las víctimas más recientes fueron 27 personas del Condado de Cook, incluyendo cinco personas de unos 40 años de edad y dos en sus 50.

Pedestrians wear masks near the corner of Western and Lawrence avenues in Chicago's Lincoln Square neighborhood on January 29, 2021.
Colin Boyle/Block Club Chicago

Este artículo, publicado originalmente en inglés por Block Club, está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

CHICAGO — Otros 55 residentes de Illinois han fallecido a causa del coronavirus durante el último día.

Las víctimas más recientes fueron 27 personas del Condado de Cook, incluyendo cinco personas de unos 40 años de edad y dos en sus 50.

Al menos 20,460 personas han muerto por COVID-19 en Illinois, y otras 2,215 muertes probablemente estén relacionadas con el virus, según el estado.

El estado reportó 2,441 casos confirmados durante el último día, elevando el número total de casos confirmados en Illinois a 1,183,667.

Sin embargo, hay señales de esperanza: Chicago e Illinois llevan semanas vacunando a la población, y los casos nuevos, el número de muertes, y la tasa de positividad continúan bajando. Asimismo, la tasa de positividad de Chicago y la cantidad de personas en las salas de emergencias con enfermedades similares a COVID-19 se encuentran en sus índices más bajos.

El estado está administrando un promedio de 68,988 dosis de vacunas por día, índice basado en un promedio de siete días de suministros de vacunas. Hasta ahora, Illinois y Chicago han administrado al menos 2,236,238 dosis de vacunas de las 2,726,745 que se les proporcionaron directamente.

De igual modo, se han administrado más de 477,000 dosis de vacunas en Chicago.

Se han administrado otras 307,382 vacunas en establecimientos de cuidado prolongado. A estos establecimientos se les proveyeron 445,500 dosis. Estas vacunaciones están siendo administradas a través de un acuerdo entre el gobierno federal y cadenas farmacéuticas.

En total, se han administrado al menos 2,543,620 dosis de vacunas en Illinois de las 3,171,245 dosis que han sido proporcionadas a entidades estatales.

Aproximadamente uno de cada siete personas en Illinois ha recibido su primera dosis, dijo el viernes el gobernador JB Pritzker. Pese a ese registro, Illinois se está quedando atrás en comparación a otros estados y es el último estado del país en lo que respecta a la administración de la segunda dosis.

Uno de cada ocho habitantes de Chicago ha recibido su primera dosis de la vacuna, dijo el jueves la Dra. Allison Arwady, jefa del Departamento de Salud Pública de Chicago; y ese promedio aumentará a uno de cada cuatro habitantes de Chicago entre las personas mayores de 65 años.

Además, el estado recibirá más dosis. Pritzker aseguró que Illinois comenzará a recibir un promedio de 100,000 dosis por día a mediados de marzo, lo que acelerará la campaña de inmunización.

De igual modo, un sitio de vacunación masiva se abrirá el 10 de marzo en el exterior del United Center, donde se podrán administrar al menos 6,000 vacunas por día. Esas dosis serán proporcionadas por el gobierno federal y no provendrán de los cargamentos de la ciudad ni del estado.

Illinois y Chicago están vacunando a personas mayores de 65 años y a trabajadores de primera línea como parte de la Fase 1B de la campaña de vacunación. Los residentes de Illinois que son elegibles pueden solicitar citas para vacunarse en las farmacias, en los consultorios de sus proveedores de salud, los sitios de vacunación masiva administrados por el estado, entre otros lugares.

Illinois también comenzó a inmunizar a personas con discapacidades o condiciones de salud subyacentes. Sin embargo, Chicago decidió no incluir a este grupo de personas a su Fase 1B.

El estado además está reduciendo algunas de sus restricciones de seguridad para combatir la propagación del coronavirus siempre y cuando las regiones mantengan las infecciones bajo control. Chicago se encuentra ahora en la Fase 4, etapa en la cual las restricciones del estado son menos estrictas antes de un regreso completo a la normalidad.

La municipalidad también publicó un plan detallando los parámetros que utilizaría para eliminar las restricciones de los negocios a medida que Chicago mantenga los registros de infecciones bajo control.

Se espera que las restricciones terminen durante los próximos meses, dijo Arwady, “pero todavía estamos en un punto en el que debemos ser cuidadosos”.

Al mismo tiempo, una variante más contagiosa del virus que se originó en el Reino Unido ha sido detectada en Chicago.

Los funcionarios públicos también han advertido que pasarán meses antes de que las vacunas estén disponibles para el resto de la población. De acuerdo a un plan tentativo de la municipalidad, se predice que las vacunas podrían estar disponible en Chicago a todas las personas mayores de 16 años a fines de mayo.

Eso implica que las personas todavía están en riesgo y tendrán que seguir tomando precauciones durante gran parte de 2021, aseveraron los funcionarios. Todos deben seguir los protocolos de precaución como usar mascarillas, mantener distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia, evitar reuniones en persona, no viajar y no invitar a gente a sus casas, aseveran los expertos.

La tasa de positividad en los últimos siete días en Illinois cayó a un 2.5 por ciento el viernes, reportándose un total de 92,256 pruebas. Esa cifra representa el promedio de personas cuyas pruebas han dado positivo a COVID-19 entre las pruebas más recientes.

La positividad de las pruebas realizadas en Illinois en los últimos siete días, que mide el porcentaje de pruebas que dieron positivo a COVID-19, se mantuvo en el 2.7 por ciento el viernes.

A partir del jueves por la noche, 1,393 personas fueron hospitalizadas a causa del coronavirus en Illinois, 336 de esas personas se encuentran en la UCI y 174 están con ventiladores mecánicos.

En Chicago, se han registrado 12 muertes y 587 casos confirmados desde el jueves, sumando al menos 4,871 muertes por COVID-19 y 244,070 casos positivos confirmados, según reportes estatales.

La ciudad está experimentando un promedio de cinco muertes por día, en comparación a un promedio diario de nueve muertes correspondiente a la semana anterior. Esa es la cifra más baja en meses, dijo Arwady el jueves. Durante el drástico aumento de casos en el otoño, casi 25 personas estaban falleciendo de COVID-19 por día, mientras que durante la primavera aproximadamente 50 personas estaban muriendo a causa del virus por día.

Se informó también un promedio de 261 casos confirmados diariamente, lo que significa una disminución del 20 por ciento con respecto a la semana anterior.  Al mismo tiempo, las pruebas han disminuido en un 10 por ciento.

La tasa de positividad en Chicago en los últimos siete días es de un 3 por ciento, su índice más bajo, en comparación al 3.5 por ciento registrada la semana anterior.

Traducido por Marcela Cartagena