Skip to contents
Citywide

COVID-19 Mata A 27 Personas Más En Illinois, Pero La Propagación Del Virus Está Disminuyendo

Uno de cada nueve habitantes de Chicago ha recibido su primera dosis de la vacuna de COVID-19, mientras que uno de cada cuatro residentes mayores de 65 años ha sido vacunado.

Bertha Arina receives her COVID-19 vaccine from Ilse Vega, a nurse practitioner from Esperanza, in Chicago's Gage Park neighborhood in February.
Colin Boyle/Block Club Chicago

Este artículo, publicado originalmente en inglés por Block Club, está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

CHICAGO — Otros 27 residentes de Illinois murieron a causa del coronavirus durante el último día.

Las víctimas más recientes son 13 personas del Condado de Cook, incluyendo una mujer de unos 40 años de edad.

Al menos 20,330 personas han muerto de COVID-19 en Illinois, y otras 2,198 muertes probablemente estén relacionadas con el virus, según el estado.

Asimismo, el estado reportó 1,665 casos confirmados durante el último día. Ese registro eleva el número total de casos confirmados en Illinois a 1,177,320.

Sin embargo, hay señales de esperanza: Chicago e Illinois llevan semanas vacunando a la población, y los casos nuevos, el número de muertes, y la tasa de positividad continúan bajando. Por cierto, la tasa de positividad de Chicago y la cantidad de personas en las salas de emergencias con enfermedades similares a COVID-19 se encuentran en sus índices más bajos.

“Este tipo de progreso se ha producido porque hemos estado haciendo las cosas bien aquí en Chicago”, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, aseveró la Dra. Allison Arwady, directora del Departamento de Salud Pública de Chicago. “Y necesitamos que la gente lo siga haciendo”.

El estado está administrando un promedio de 55,917 dosis de vacunas por día, índice basado en un promedio de siete días de suministros de vacunas. Hasta ahora, Illinois ha administrado al menos 1,963,713 dosis de vacunas de las 2,307,685 que se le han proporcionado.

De igual modo, se han administrado más de 426,000 dosis de vacunas en Chicago.

Otras 291,269 vacunas se han administrado en establecimientos de cuidado prolongado. A estos establecimientos se les proveyeron 445,200 dosis. Estas vacunaciones están siendo administradas a través de un acuerdo entre el gobierno federal y cadenas farmacéuticas.

En total, se han administrado aproximadamente 2,254,982 dosis de vacunas en Illinois.

Más del 11 por ciento de las personas en Illinois han recibido al menos una vacuna (de las dos dosis) de COVID-19, dijo el gobernador JB Pritzker el miércoles pasado. Sin embargo, Illinois se está quedando atrás en comparación a otros estados.

Asimismo, Chicago ya recibió todas las dosis de vacunas que se habían retrasado debido al mal tiempo la semana pasada y se supone que recibirían más dosis de vacunas pronto.

La semana pasada, la ciudad estuvo recibiendo alrededor de 7,000 dosis de vacunas por día, pero esta semana la ciudad estaría recibiendo, por primera vez, más de 8,300 dosis por día, indicó la Dra. Arwady.

Arwady también informó que hay 30 centros de salud calificados a nivel federal en Chicago que comenzarán a recibir 100 dosis adicionales por semana por parte del gobierno federal en las próximas semanas.

“Tenemos más de 525 proveedores inscritos, listos para administrar la vacuna”, dijo Arwady. “Solo estamos esperando por las vacunas”.

Para fines de esta semana, Chicago habría recibido el número de dosis suficientes para vacunar al 31 por ciento de todas las personas que califican en la Fase 1B, dijo Arwady.

Este progreso significa que uno de cada nueve habitantes de Chicago ha recibido su primera dosis de la vacuna, dijo Arwady; y ese número aumentará a uno de cada cuatro habitantes de Chicago entre las personas mayores de 65 años.

Illinois y Chicago están vacunando a personas mayores de 65 años y a trabajadores de primera línea como parte de la Fase 1B de la campaña de vacunación. Los residentes de Illinois que son elegibles pueden solicitar citas para vacunarse en las farmacias, en los consultorios de sus proveedores de salud, los sitios de vacunación masiva administrados por el estado, entre otros sitios.

El estado también comenzará a vacunar a personas con discapacidades o condiciones de salud subyacentes a partir del jueves. Sin embargo, Chicago no agregará a este grupo de personas a su Fase 1B.

De igual modo, el estado está relajando algunas de sus restricciones de precaución contra el COVID-19 siempre y cuando las regiones mantengan la propagación del virus bajo control. Chicago se encuentra ahora en la Fase 4, etapa en la cual las restricciones del estado son menos estrictas antes de un regreso completo a la normalidad.

La municipalidad también publicó un plan detallando los parámetros que utilizaría para eliminar las restricciones de los negocios a medida que Chicago mantenga la propagación de las infecciones bajo control.

Al mismo tiempo, una variante más contagiosa del virus que se originó en el Reino Unido ha sido detectada en Chicago.

La capacidad del estado de tener servicio en comedores y deportes juveniles “podría verse interrumpida si no somos extremadamente cuidadosos”, dijo Pritzker en una conferencia de prensa en enero.

“La [agencia] CDC ya está advirtiendo que la variante del Reino Unido, que se propaga mucho más rápido, podría convertirse en la cepa dominante en los Estados Unidos en marzo. Y un virus que es más contagioso resultaría en más casos, más hospitalizaciones y más muertes”, dijo Pritzker.

“Sé que ninguno de nosotros quiere ver otra ola de COVID que traiga más mitigaciones, así que no bajemos la guardia”, aseveró el gobernador.

Los funcionarios públicos también han advertido que pasarán meses antes de que las vacunas estén disponibles para el resto de la población. De acuerdo a un plan tentativo de la municipalidad, se predice que las vacunas podrían estar disponible en Chicago a todas las personas mayores de 16 a mediados de fines de mayo.

Eso implica que las personas todavía están en riesgo y tendrán que seguir tomando precauciones durante gran parte de 2021, indicaron las autoridades. Todos deben seguir los protocolos de precaución como usar mascarillas, mantener distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia, evitar reuniones en persona, no viajar y no invitar a gente a sus casas, aseveran los expertos.

La tasa de positividad en los últimos siete días en Illinois se mantuvo en un 2.8 por ciento el martes, reportándose un total de 61,400 pruebas. Esa cifra representa el promedio de personas cuyas pruebas han dado positivo a COVID-19 entre las pruebas más recientes.

La positividad de las pruebas realizadas en los últimos siete días, que mide el porcentaje de pruebas que dieron positivo a COVID-19, cayó ligeramente a un 3 por ciento el martes. Ese índice había estado en un 3.1 por ciento el lunes.

A partir del lunes por la noche, 1,488 personas fueron hospitalizadas a causa del coronavirus en Illinois, 361 de esas personas se encuentran en la UCI y 172 están con ventiladores mecánicos.

En Chicago, se han registrado 12 muertes y 221 casos confirmados desde el lunes, sumando al menos 4,843 muertes por COVID-19 y 242,840 casos positivos confirmados, según reportes estatales.

La ciudad está experimentando un promedio de seis muertes por día, en comparación a un promedio diario de nueve muertes correspondiente a la semana anterior.

Se informó también un promedio de 257 casos confirmados diariamente, lo que significa una disminución del 26 por ciento con respecto a la semana anterior. Al mismo tiempo, las pruebas han disminuido en un 16 por ciento.

La tasa de positividad en Chicago en los últimos siete días es de un 3.2 por ciento, su índice más bajo, en comparación al 3.6 por ciento registrada la semana anterior.

Traducido por Marcela Cartagena